Fundación Consensus

 

Con la muerte de José Manuel de la Sota, Presidente Honorario de la Fundación Consensus, se cierra un capítulo de esta Fundación. Fue su creador, su mentor y su artífice. Su idea fue fomentar el diálogo y promover el consenso de la población en cuestiones que hacen a la realidad social, cultural, política, económica, deportiva, del medio ambiente, derechos humanos y de género en nuestra Argentina. Pero de la Sota le dio a esta Fundación un espíritu aún por encima de ese noble objeto fundacional, soñaba que se convirtiera en una semilla fecunda que fructificara en una Argentina nueva. Creía profundamente en la necesidad de cerrar una etapa de disputas mezquinas y abrir las puertas a la Argentina del diálogo y los consensos. Estaba convencido de que los protagonistas de este cambio no eran los dirigentes, sino los argentinos de corazón simple, los jóvenes llenos de esperanzas, los pobres plenos de sueños y las almas comprometidas y militantes de aquellos que no bajaron los brazos y están dispuestos a aportar desinteresadamente sus ideas, de contribuir generosamente con su tiempo y colaborar dadivosamente con sus manos a construir una sociedad mejor, una argentina próspera y un mundo más solidario.

Se cierra un capítulo de la Fundación Consensus, porque quienes la integramos con orgullo seguiremos su legado, continuaremos su lucha y aplicaremos sus enseñanzas y consejos. Pero José Manuel de la Sota, quien era nuestro norte y nuestro guía, quien marcaba el camino, quien desataba los nudos y abría las puertas, quien señalaba con sutileza nuestros errores y resaltaba con entusiasmo nuestros aciertos, partió tempranamente y ya no podremos contar con su mirada profunda, con su voz firme y con sus manos laboriosas.

Pero con la muerte de José Manuel de la Sota no sólo se cierra un capítulo de la Fundación Consensus, sino también de la Historia Argentina. Porque aquel joven soñador que en los años 70 hizo dio sus primeros pasos de gestión, en los 80 renovó el Peronismo y a fines de los 90 gobernó su provincia amada con sabiduría, dejó para la Argentina el ejemplo de un dirigente intachable, un político admirado y un gobernante sabio. A sus 68 años seguía aprendiendo con entusiasta avidez, pero se sentía preparado para tomar el timón de una Patria a la deriva que debía encontrar su rumbo de crecimiento sostenido, desarrollo integral y prosperidad popular. Estaba convencido en el rumbo del diálogo, la transparencia, la apertura, la generosidad, el renunciamiento y el debate profundo y respetuoso de todas las posiciones, pensamientos e ideas.

El capítulo de la Fundación Consensus se cierra, pero se abre el cumplimiento del legado que dejó José Manuel de la Sota. Porque la semilla de su enseñanza y de su ejemplo cayó en tierra fértil, y hoy hay cientos de manos dispuestas a continuar su obra. Seguiremos siendo el sostén de los más vulnerables que buscan su camino de prosperidad; seguiremos siendo el faro de los que buscan su rumbo; seguiremos siendo el apoyo de todos los que están convencidos que una sociedad mejor es posible, y una Argentina grande no es una utopía.

Gracias José Manuel de la Sota por tu impronta y tu legado que hoy llevamos como bandera en cada gesto, en cada obra y en cada lucha. Honraremos tu memoria con el esfuerzo de nuestro trabajo y la integridad de nuestras convicciones. Hasta siempre, querido amigo PRESIDENTE.

Elsi, Heri, Naty, Berni Juan y Eva

 

Nota: El sincero agradecimiento a todos nuestros Miembros Benefactores y Miembros Adherentes.

http://i.embluejet.com/ImagenesMoxie/28/images/fconsensus/fundacionconsensus-bottom.png

 

 

http://app.embluemail.com/ImagenesMoxie/28/images/fconsensus/2014.12_navidad/fundacionconsensus_divisor_fotter.png

http://app.embluemail.com/ImagenesMoxie/28/images/fconsensus/2014.12_navidad/fundacionconsensus_divisor_fotter.png

 

http://i.embluejet.com/ImagenesMoxie/28/images/fconsensus/fundacionconsensus-bottom.png